Acerca de - más

Los stents de la ERCP se ubican dentro del conducto biliar o pancreático para evitar estenosis benignas o malignas, o bien porciones estrechas de los conductos.


Malignidad de papila con implantación de stent plástico. Haga clic para agrandar


Malignidad de papila con implantación de stent metálico Haga clic para agrandar

Estas estenosis del conducto biliar o pancreático están causadas por tejido cicatricial o por tumores que provocan la obstrucción del drenaje ductal.

Existen dos tipos de stent usados comúnmente por el Dr. Ertan. El primero está hecho de plástico y se asemeja a una pajilla. Un stent plástico puede ser empujado a través del endoscopio de la ERCP hacia el conducto obstruido para permitir el drenaje por la papila mayor o por la papila menor en determinados casos.

El stent metálico es flexible y puede abrirse hasta alcanzar un diámetro mayor que el de los stents plásticos y se utiliza en obstrucciones biliares malignas. Tanto los stents plásticos como los metálicos tienden a obstruirse al cabo de varios meses y es posible que el paciente necesite otra ERCP para la implantación de un stent nuevo. Los stents metálicos son permanentes mientras que los stents plásticos se remueven fácilmente al momento de repetir la ERCP. El Dr. Ertan conversará con el paciente y elegirá el tipo de stent adecuado según el problema.

El Dr. Ertan puede colocar el balón o los dilatadores plásticos para la ERCP dentro del conducto biliar o pancreático con el propósito de dilatar estenosis benignas o malignas. Existen catéteres para ERCP provistos de balones dilatadores que pueden ubicarse dentro de un área estrecha o de una estenosis. Luego, el balón se infla para expandir la estenosis. La dilatación puede realizarse mediante dilatadores plásticos de diversos tamaños que también pueden colocarse durante el procedimiento de la ERCP.

Después de lograr la dilatación deseada, puede colocarse un stent plástico temporal durante algunos meses. Estos procedimientos terapéuticos de la ERCP pueden realizarse en pacientes ambulatorios. Algunos pacientes pueden internarse en el hospital durante unos pocos días pero la mayoría de ellos regresan a sus hogares para la recuperación. Se recomienda no conducir automóviles durante el resto del día; la mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades normales al día siguiente. En términos generales, el índice de complicaciones en la ERCP que requieren hospitalización oscila entre el 6 y el 10%, según la experiencia en los Estados Unidos.

A pesar de que este índice es más bajo en la experiencia personal del Dr. Ertan durante los últimos 34 años las complicaciones pueden depender de la edad del paciente, otros problemas médicos, el tipo de terapia que se realiza y la indicación del procedimiento. Por lo tanto, el índice de complicación del paciente podrá ser mayor o menor a dicho promedio. El Dr. Ertan evaluará la probabilidad de complicaciones que tiene un paciente antes de someterlo a exámenes. Es importante que el paciente lea y comprenda los folletos y artículos relacionados con la(s) indicación(es), las limitaciones y las complicaciones del procedimiento. Luego, debe firmar el formulario de consentimiento que le haya sido debidamente explicado.